Categorías
Blog Educación nutricional Motivación

Rompiendo las malas inercias

Desde mi humilde punto de vista, el tenis es un juego en el cual es ESENCIAL controlar el autodiálogo que se lleva a cabo dentro de tus paredes craneales. Realmente se podría decir que se juegan dos partidos; uno contra el rival que tienes enfrente y otro contra el que tienes dentro de tu cabeza. Os puedo asegurar que es imposible ganar el primero si no dominas el segundo. 

No son pocos (yo incluido) los que se han burlado alguna vez de las “manías” que tiene Rafa al sacar. 

No creo que estos rituales carezcan de sentido. Más que nada porque se trata del jugador que acaba de igualar al todopoderoso Roger Federer; contemplado por muchos como el mejor de todos los tiempos. Al menos hasta la fecha…

Quizás a ti también te interese establecer rutinas antes de empezar a comer… Primero para que no llegues tan estresad@ y te pongas a devorar como si no hubiera un mañana. Segundo, para que puedas empezar a interiorizar que, lo que pasó en la comida anterior, NO SE PUEDE CAMBIAR. Ya está. El pasado, pasado está. En definitiva, para que ROMPAS las malas inercias.

Hay diferentes actividades que puedes instaurar como rituales. Tranquil@, ya se que eres una persona muy atareada así que no te llevarás más de 3 mins. Algunos ejemplos serían: hacer respiraciones diafragmáticas (youtube), ponerte música relajante, hacer 5 sentadillas, ponerte ropa cómoda, realizar algunas de las actividades pendientes para que tengas más tiempo para comer de forma sosegada… Algo, lo que sea, pero que informe a tu cerebro de que va a empezar a comer.

Nota. Os recomiendo que echéis un ojo al “juego interior del tenis”. Es un libro que se centra en la importancia que tiene mantener a nuestro “yo” más perfeccionista bajo control para llegar a alcanzar nuestro máximo potencial. Gracias de nuevo a mi querido @xaviirazazabal por la recomendación.

Abrazote JMH!

Al bueno de Javi le molaría conocer tu opinión, ¿te animas? 

Si te ha molado, dale a like y mándaselo a tus coleguis, familia, vecinos, pareja, mascotas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *