Categorías
Blog Educación nutricional

Otros must en la pérdida grasa

Plato pequeño. No te interesa utilizar platos del tamaño del Santiago Bernabeu. Más que nada porque el ser humano es un bicho muy visual; en otras palabras, tenemos que ver el plato lleno para saciarnos. Por tanto, procura que el tamaño del mismo sea chiquitito (el primer plato de verduritas puede ser más grande) para evitar tener la en odiosa sensación de estar comiendo poco.

Dale al picante. Pues sí, resulta que los sabores picantes (jalapeños, guindilla, tabasco…) y los sabores  fuertes (vinagre de manzana o de vino blanco, zumo de limón,  mostaza de dijon…) reducen el apetito.  

No te hipoteques. Lo digo una y otra vez: PÓNTELO FÁCIL. Cuando vayas a hacer la compra tienes que ser tu mejor amig@, no tu peor enemigo@. Aprovecho para hacer un inciso: si no te interesa comerlo, TAMPOCO LE INTERESA A TUS HIJOS (aunque estén dentro de su percentil)

Recuerda porqué empezaste. Ten siempre visible una foto de hacia dónde te diriges. Yo te recomiendo que te la pongas como fondo de pantalla en el móvil.  “Es que mis amig@s me cojen el movil y me da vergu…”. Pues te la pones en el espejo del cuarto de baño, en la mesilla o en un sitio que veas todos los días. Una cosa más, por el amor de la virgensita guadalupe NO ELIJAS UNA FOTO DE CUANDO TENÍAS 16 AÑOS! Que te veo venir Antonia… (antonia tiene 55 años)

Organízate. Las buenas intenciones no son suficientes; necesitas tener un PLAN para llegar a tu objetivo. ¿Cuándo irás al gym? ¿Cuándo vas a cocinar? ¿Cuándo vas a ir a comprar? ¿Cómo te mantendrás ocupad@ a lo largo de la tarde para no acabar picoteando?…

Abrazote JMH!

Al bueno de Javi le molaría conocer tu opinión, ¿te animas? 

Si te ha molado, dale a like y mándaselo a tus coleguis, familia, vecinos, pareja, mascotas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *