Categorías
Blog Motivación

No te eches la bronca

Sí, has oído bien, no debes echarte la bronca. No sirve de nada. Es más, lo único que vas a conseguir es desanimarte y tirar por la borda todo el gran trabajo que estás llevando a cabo. No pasa nada por comer pizza o unos crepes con nutella de forma esporádica. De verdad que no. Lo que importa es que ésto no se convierta en una pauta general de tu día a día y que no te fustigues por hacerlo.

Desgraciadamente vives en un ambiente obesogénico donde es mucho más fácil elegir mal que bien. Así que es completamente normal que en ciertas ocasiones te veas completamente rodeado de malas elecciones. No obstante, siempre hay muchísimos puntos intermedios entre ser completamente estricto y tirarse al río y dejarse llevar. Tener ésto en mente será muy positivo de cara a los festivos, que es normalmente donde suele haber más reuniones y más comidas fuera. Además, crear nuevos hábitos en tu alimentación es un proceso que requiere de tiempo y de errores. Por tanto, no derribes tu autoestima castigándote, focalízate en disfrutar lo que estás comiendo (y de las personas que te rodean) y procura que tu siguiente comida sea saludable.

Buen finde! 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *