Hoy ha sucedido algo inusual. Eran las siete de la tarde y me he dado cuenta de que tenía HAMBRE (inserte música de terror)

En ese momento he recordado lo que le dijo Jesús a sus discípulos en la última cena: “las proteínas os aliviarán de vuestra agonía”

Así que me he preparado una rica merendola

Esto también puede ser una comida muy interesante para el post-entrenamiento (#gainz)Al bueno de JMH le molaría conocer tu opinión, ¿te animas? 👇

Si te ha molado, mándaselo a tus coleguis, familia, vecinos, pareja, mascotas…

¿Sigues pensando que para perder grasa te tiene que salir la lechuga iceberg y el pollo por las orejas? Igual te vendría bien la ayuda de un chico majete (634580829) jejeje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *