Categorías
Blog Motivación

“Los fines de semana me pierden”

Llevas toda la semana comiendo de lujo pero llega el sábado y ¡bumba! te invitan a comer una paella, unas lentejas o un plato de pasta. “Madre mía, si es que así es imposible” y/o “Bueno, ya empiezo bien el lunes” son los primeros pensamientos que pasan por la cabeza de una persona que está en el camino de controlar su peso. La idea principal de este artículo es remarcar que siempre se puede hacer algo para evitar que el elefante entre en acción y arrase con todo. Por tanto, el tirarnos al río y dejarnos llevar nunca está justificado. ¿Qué propongo? Algo tan sencillo como pedir un primer plato de verduras y, a ser posible, en su versión entera para que mastiques más. Me da igual la verdura que sea, pero procura que sea tu primer plato. Mediante esta estrategia limitas el pensamiento de “joder, salgo a comer fuera y no puedo comer lo que me gusta… a ver si ya acabo esto pronto y me pongo ciego”.  Es decir, no estás plantando las semillas del atracón en el futuro. También podrás disfrutar más de los sabores porque tu apetito y/o ansiedad habrá disminuido y comerás más despacio. En definitiva, los eventos sociales y familiares dejan de ser una excusa para controlar tu peso.

Buen finde! 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *