Antes de nada, comer 5 veces al día es PERFECTAMENTE COMPATIBLE con la pérdida de grasa (siempre y cuando estés dentro del denominado déficit calórico). Ahora bien, quizás no deberías comer 5 veces al día si se cumple alguna de las siguientes circunstancias:

Temes que tu metabolismo se vaya a enlentecer. Vamos a ver, tu metabolismo no se va a apagar como el motor de un coche si no comes cada tres horas. La energía que tu cuerpo invierte en procesar los alimentos (también conocido como el efecto termogénico de los alimentos) será exactamente la misma si haces 2-3 comidas a que si haces 5. 

Te lo impide tu trabajo / estilo de vida.

Se te despierta el hambre. Ya lo dice el refranero español: el comer y el rascar, todo es empezar. Pues eso, quizás te convenga comer menos veces al  día para no despertar al bicho. UY MI MADRE EL BICHO! (tenía que decirlo jajajaajaj)

No te sacias fácilmente. Si eres de esas personas que necesitas comer una generosa cantidad de comida para saciarte, quizás comer 2-3 comidas más voluminosas te haga la pérdida de grasa mucho más placentera que comer 5 comidas más chiquititas.

Al bueno de JMH le molaría conocer tu opinión, ¿te animas? 👇

Si te ha molado, mándaselo a tus coleguis, familia, vecinos, pareja, mascotas…

¿Sigues pensando que para perder grasa te tiene que salir la lechuga iceberg y el pollo por las orejas? Igual te vendría bien la ayuda de un chico majete (634580829) jejeje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *