Categorías
Blog Educación nutricional Motivación

Disfruta

Si llevas un tiempo considerable siguiendo una dieta, lo más ridículo que puedes hacer es sentirte culpable por darte un homenaje de vez en cuando.

Por supuesto que no deberías darte homenajes todos los días porque entonces dejarían de serlo y pasarían a convertirse en HÁBITOS. Ahora bien, si realmente quieres realizar un cambio SOSTENIBLE en tu alimentación, tienes que aprender a “salirte del camino” y a continuar en la siguiente comida COMO SI NO HUBIERA PASADO NADA.

No es fácil. Más bien es bastante jodido porque somos muy muy PERFECCIONISTAS y nos suele costar un poquito bastante el hecho de PERDONARNOS. 

Pero se puede entrenar. Cómo todo en la vida, se puede entrenar.

Aquí te dejo algunos consejillos para que puedas disfrutar de tus homenajes LO MÁXIMO POSIBLE y SIN CULPAS

Mastica. Trata de masticar 5 veces antes de tragar. Necesitas mover la mandíbula para que el cerebro diga “ostias! estoy comiendo!” Si no puedes masticar, fíjate un tiempo para cada bocado. Por ejemplo, hasta que no pasen 5 segundos no puedes volver a coger otro trozo.

Enjuágate la boca. La idea es que el trozo del alimento recorra todas tus paredes bucales antes de que se vaya por el esófago. 

Deja los cubiertos. Ya hablamos de esto pero lo vuelvo a repetir para l@s nuev@s: mientras el alimento esté en tu boca, los cubiertos se quedan en la mesa. Esto te ayudará a focalizarte en todo lo anterior.

“Menudo exagerao es el javi este”

Sí, soy un exagerado que ha tenido el placer de conocer a más de 400 personas y que escribe diariamente sobre las principales cagadas que solemos cometer a la hora de perder grasa.

Abrazote JMH!

Al bueno de Javi le molaría conocer tu opinión, ¿te animas? 

Si te ha molado, dale a like y mándaselo a tus coleguis, familia, vecinos, pareja, mascotas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *