¿Te supone un reto subir las escaleras?

Si quieres saber cómo una persona con más de 40 tacos a sus espaldas, con niños y con un trabajo estresante es capaz de perder peso (mientras disfruta de lo que come) y porqué puede ser extraordinariamente útil para ti, en esta página te voy a mostrar cómo.

Pero antes es imporante que te diga algo,

 

Lo primero que debes saber es que yo nunca he tenido que perder peso, más bien todo lo contrario (me ha costado ganarlo).

Eso no me hace sentir bien ni mal. Simplemente, es.

Si esto supone un problema para ti, lo mejor es que dejes de leer aquí mismo.

Porque todo lo que enseño lo he aprendido a base de ayudar a otras personas a llegar a su objetivo.

Por ejemplo,

 

¿Sabías que solo se necesitan 5 minutos diarios para empezar a ver resultados en la báscula? Sí, has leído bien, sólo 5 minutos.

Cuando estaba en tercero de carrera, iba a la universidad por la mañana y luego hacía prácticas en una empresa por la tarde. Eso suponía que pasaba más de 12 horas fuera de casa. Así durante 6 largos meses.

Cuando vi por primera vez mi horario de lunes a viernes no tenía ni idea de cómo iba sacar un hueco para moverme. Lo cual, me rayaba (mucho).

Hasta ese momento yo había sido un tío super fit que siempre había hecho bastante deporte (de media, más de 1 hora al día). No obstante, da igual cómo reajustara mi horario, no veía manera humana de meter una hora de ejercicio al día

Los días pasaban y yo seguía rayado. 

 

Al final, después de darle muchas vueltas, tomé una decisión.  No fue la decisión más sexy, pero fue la decisión que tenía que tomar en ese momento.

Decidí rebajar mis expectativas. En vez de entrenar durante una hora, decidí entrenar durante 15 minutos al día. 15 minutos.

Al principio lo vi como un auténtico fracaso. Al fin y al cabo, había reducido en un 75% mi tiempo de entrenamiento. 

Pero no tenía otra elección. Era eso o nada. Tenía que elegir entre un 25% o un 0%. Y fue esa decisión la que me hizo sobrevivir a esos 6 meses.

 

¿Y tú? ¿Podrías sacar 15 minutos de tu ajetreada agenda para empezar a moverte? Déjame mejorar mi apuesta…

 

¿Y si pudieras empezar por 5 minutos?

 

Estos 5 minutos no te harán perder 24 kg en dos semanas; pero será un inicio.

En vez de seguir esperando al momento idóneo que NUNCA llegará, tomarás las riendas de tu vida y darás el primer paso; el más difícil, EMPEZAR.

No podrás ver resultados si no empiezas y no podrás empezar si no lo haces poco a poco.

 

Este es uno de los consejos que doy a mi gente en mis consultas. Son personas con poco tiempo (y muchas responsabilidades) que quieren volver a reconocerse en el espejo.

¿Qué aprendes en las consultas?

y que muchos nutricionistas no incluyen por el miedo al qué dirán.

y una estrategia ganadora para evitar que te acabes quemando.

Eso significa que no tendrás que cocinar 7 menús distintos para todos los comensales de tu casa.

No es una manera de hablar. Esta información te salvará del dichoso efecto rebote.

Esto es esencial. No podrás aguantar mucho tiempo sin vida social.

Ni sal del Himalaya, ni batidos depurativos bio, ni semen de unicornio, ni payasadas de ese estilo. Estos productos solo sirven para encarecer el precio de tu compra.

En mis recomendaciones tan solo encontrarás alimentos que puedes encontrar en tu supermercado más cercano.

Una báscula (la más barata que pilles en Amazon), una cinta métrica (la típica que pueda tener tu madre) y la cámara de tu móvil es todo lo que necesitas.

¿Por cuánto me saldría esta broma, Javi?

Consulta suelta

30
  • Sin descuento

Bono de 4

100
  • 4 sesiones

Bono de 6

150
  • 6 sesiones

Lo sé, lo sé…

Sé que pagar a un tío que no conoces de nada te puede resultar un poco incómodo.

Por ello, te propongo que charlemos durante una hora.

Si después de ese tiempo no estás convencid@…

 

¡FANTÁSTICO!

 

Nos daremos un abrazo (o el codo), nunca más te volveré a dar la chapa y tampoco tendrás que abonar nada.

Si por el contrario, te resulta interesante lo que te comento, entonces hablaríamos sobre cómo podrías pagar esa primera consulta y el resto.

Nota. El importe de los bonos NO se reembolsará bajo ningún concepto.

¿Es una buena inversión?

Es muy probable que hayas llegado hasta aquí y que aún no lo tengas claro.

Al fin y al cabo, seguro que no soy el primer nutricionista al que has acudido y seguro que tienes muchísimas responsabilidades en tu día a día (trabajo, niños, casa, padres, pareja…) como para seguir sumando más.

Con todo esto, ¿a quién no le costaría empezar?

Lamentablemente no te puedo prometer que el camino vaya a ser fácil.

 

Es más, seguro que habrá días en los que querrás tirar la toalla.

 

Efectivamente, perder peso es complicado. Se necesita de la mentalidad y de las herramientas adecuadas para llegar a conseguirlo.

Por ello, si quieres contar con alguien que te pueda ir acompañando a lo largo de este proceso; alguien que te pueda dar recetas que te hagan disfrutar de tu alimentación mientras pierdes peso, para que puedas mantener tus resultados el resto de tu vida y para que puedas ponerte tu ropa favorita, puedo ayudarte. Ahora bien, tienes que decidir tú.

Cliquea aquí si quieres empezar.

Preguntas frecuentes

En la primera consulta, hablaremos durante una hora sobre tu estilo de vida y marcaremos los primeros objetivos.

En la segunda cita romántica, hablaremos sobre la dieta. Es decir, te propondré ideas de desayuno, almuerzo, cena…

En las revisiones iremos viendo qué tal lo vas llevando, propondremos nuevos objetivos, te pasaré nuevas recetas para que no te canses de comer siempre lo mismo y te enviaré pequeños ebooks para que aprendas a ser independiente (y no dependas de un distribuidor de dietas el resto de tu vida).

Además, estaremos en contacto todas las semanas a través de Whatsapp.

La primera revisión se hará a las 2 semanas.

El resto se harán cada 2-4 semanas en función de tus resultados.

Me ajusto a la persona. No obstante, mi objetivo es que aprendas a diseñar tus propios menús para que acabes siendo autosuficiente.

De media (hay gente que pierde más y hay gente que pierde menos), lo que suelo ver es en torno a 500 gramos por semana.

¡¿SÓLO 500 GRAMOS?!

500 gramos de grasa equivalen a 2 tarrinas de mantequilla. Vete a la nevera y mira cuánto es eso.

Bajo ningún concepto.

Las broncas sólo sirven para destruir la autoestima de las personas. Además, entiendo que en ocasiones la vida puede ser lo suficientemente jodida como para que venga un desgraciao (en este caso, yo) y te eche la bronca.

¡Pero es que yo necesito que alguien me eche la bronca! 

Lo siento. No te puedo ayudar.

Por poder, puedes. Ahora bien, si la persona no quiere cambiar, no hay nada que hacer.

Pincha aquí si quieres saberlo (se te descargará mi CV).

¿Dónde estoy?

Paso consulta en el Centro Médico Paidos (solo atiendo con cita).

PD. NO trabajo con el método Pronokal.

Eso se traduce en:

  • Cero exposición al BICHO. Y no, no me refiero a Cristiano Ronaldo.
  • No tienes que coger el coche ni pagar el parking.
  • Puedes vigilar a tus hijos desde el sofá de tu casa; es decir, no tienes que dejarlos con los abuelos ni agobiarte por si cogen todos los trastos de la consulta.
  • No hace falta que modifiques tus horarios del curro.
  • Tampoco hace falta que esperes tu turno en una silla incómoda.
  • Máxima flexibilidad de horarios. Incluso veo a gente los sábados por la tarde.
  • ¿Estás de viaje por temas de curro, familia, vacaciones…? Ningún problema.

 

Pero si no voy a tu consulta… ¿cómo me vas a pesar?

Fácil. Te vas a pesar en tu casa. No te preocupes, te enseñaré a interpretar esta medida para que no te dé un infarto cada mañana.

Si quieres empezar por tu cuenta...

Quizás esto te interese

Vivir a dieta es un libro donde te muestro cómo perder peso desde una perspectiva práctica y sostenible. Te aviso que utilizo un lenguaje muy cercano (hay palabrotas) para que el mensaje cale y, lo más importante, se ponga en marcha.

En este ebook no encontrarás el plan nutricional de un mes con el que conseguirás la tableta de Cristiano Ronaldo. Más que nada porque eso no existe. Lo que encontrarás aquí son herramientas prácticas que te ayudarán a tomar las riendas de tu alimentación para que puedas sentirte con energía y verte bien delante del espejo (sin sufrir como un@ condenad@).

Lo he escrito en base a las más de 500 personas que he tenido el placer de conocer (y de ayudar) a lo largo de estos últimos 4 años.

No es nada milagroso

Vivir a dieta trata de ser una guía enfocada a aquellas personas que lo han intentado TODO, pero que al cabo del tiempo, vuelven al mismo punto de partida una y otra vez (o que incluso están peor que  hace 2 años).

Si eres un@ triatleta que quiere mejorar sus marcas o un@ fisioculturista que quiere tener el menor porcentaje graso posible, ESTO NO ES PARA TÍ. Ahora bien, si estás intentando encauzar una nueva relación con la comida (y con tu salud) pero no sabes por dónde empezar, quizás esto te pueda interesar.

nutricionista online, nutricionista galapagar, ebook perder peso

¿29 pavos por un libro?

No. No me he vuelto loco.

Si quieres te puedo enviar un fragmento para que veas de qué trata antes de tomar una decisión.

Pinchando en «Descargar fragmento», confirmas que has leído y aceptas la política de protección de datos.

Responsable: Javier Miguel Hernández.
Finalidad: Gestionar el envío de información y prospección comercial y dar acceso a los productos online. 
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Comunicación de los datos: Empresas proveedoras nacionales y encargados de tratamiento acogidos a privacy shield. 
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.

Más información en mi política de privacidad.

Copyright © 2021 · Aprende a comer JMH