Nutricionista en Galapagar

¿Llevas toda la santa vida a dieta y sigues igual… o incluso peor?

 

Quizás esto te interese…

¿Qué te propongo?

Nos conocemos

Durante la primera consulta hablaremos sobre tu estilo de vida y marcaremos los primeros objetivos.

Explicamos el plan

En la segunda cita, hablaremos sobre tu planificación. Es decir, te propondré ideas de desayuno, almuerzo, cena…

Las revisiones

A lo largo de las revisiones valoraremos qué tal vas e iremos viendo material adicional para que consigas ser autosuficiente.

¿Por cuánto me saldría esta broma, Javi?

Consulta suelta

30
  • Sin descuento

Bono de 4

100
  • 4 sesiones

Preguntas frecuentes

La primera revisión se hará a las 2 semanas.

El resto se harán cada 2-4 semanas en función de tus resultados.

Si no te gusta / no tienes tiempo para cocinar, te propondré recetas más sencillas que atarse los cordones y que se preparan en 6 minutos.

Por raro que te parezca, probablemente te recomendaré que comas más.

¿Y así voy a perder peso?

Sip.

Me ajusto a la persona. No obstante, mi objetivo es que aprendas a diseñar tus propios menús para que acabes siendo autosuficiente.

De media (hay gente que pierde más y hay gente que pierde menos), lo que suelo ver es en torno a 500 gramos por semana.

¡¿SÓLO 500 GRAMOS?!

500 gramos de grasa equivalen a 2 tarrinas de mantequilla. Vete a la nevera y mira cuánto es eso.

Bajo ningún concepto.

Las broncas sólo sirven para destruir la autoestima de las personas. Además, entiendo que en ocasiones la vida puede ser lo suficientemente jodida como para que venga un desgraciao (en este caso, yo) y te eche la bronca.

¡Pero es que yo necesito que alguien me eche la bronca! 

Lo siento. No te puedo ayudar.

Por poder, puedes. Ahora bien, si la persona no quiere cambiar, no hay nada que hacer.

Pincha aquí si quieres saberlo (se te descargará mi CV).

¿Dónde estoy?

Paso consulta en el Centro Médico Paidos (solo atiendo con cita).

Eso se traduce en:

  • Cero exposición al BICHO. Y no, no me refiero a Cristiano Ronaldo.
  • No tienes que coger el coche ni pagar el parking.
  • Puedes vigilar a tus hijos desde el sofá de tu casa; es decir, no tienes que dejarlos con los abuelos ni agobiarte por si cogen todos los trastos de la consulta.
  • No hace falta que modifiques tus horarios del curro.
  • Tampoco hace falta que esperes tu turno en una silla incómoda.
  • Máxima flexibilidad de horarios. Incluso veo a gente los sábados por la tarde.
  • ¿Estás de viaje por temas de curro, familia, vacaciones…? Ningún problema.

 

Pero si no voy a tu consulta… ¿cómo me vas a pesar?

Fácil. Te vas a pesar en tu casa. No te preocupes, te enseñaré a interpretar esta medida para que no te dé un infarto cada mañana.

Copyright © 2021 · Aprende a comer JMH